Subsecretario de Hacienda: "Estamos cimentando las bases para derrotar la fuerte desigualdad"

El subsecretario de Hacienda, Alejandro Micco, conversó con Publimetro sobre la reforma tributaria, la desigualdad en el país y sobre cómo Chile se sitúa en Latinoamérica.

-Lily Pérez dijo que su labor era no votar reformas malas para Chile, ¿cómo responde a esos dichos?
-Claramente no es una mala reforma, es una que tiene fines bien claros. Segundo es una reforma que por primera vez en Chile empieza a poner énfasis en que los impuestos deben ser más progresivos, de forma que los que tenemos más, paguemos más. Por último, es una reforma que hace mucho hincapié en eliminar la evasión y la elusión. Creo que es un poco mezquina la postura. Como chilenos deberíamos sentirnos orgullosos de que esta reforma haya tenido un acuerdo más amplio.

 

-Desde un comienzo se dijo que se eliminaría el FUT. Pero éste es reemplazado por otro mecanismo. ¿Cuál es la diferencia entre ambos?
-Quiero ser categórico en decir que el FUT se elimina. Hay que tener bien claro qué es el FUT. Si uno piensa que es un diferencial de tasa que uno paga cuando uno deja el dinero dentro de la empresa o cuando uno lo retira, eso no es el FUT. El FUT es el mal uso de una serie de instrumentos que hace que algunos empresarios terminen eludiendo el pago de impuestos que les corresponde. Quiero ser bien enfático en este punto: el FUT desaparece completamente de nuestro sistema tributario.

 

-El proyecto inicial se criticó mucho porque no beneficiaba a las pymes, sin embargo, en el acuerdo se incluyen varias modificaciones que apuntan hacia ella, ¿cómo quedan ahora?

Esta reforma desde su comienzo incorporó beneficios a las pymes, particularmente a las pequeñas. La más potente de todas las modificaciones es que una empresa pequeña va a poder pagar el IVA dos meses después. Esto es como si el Estado te estuviera dando un crédito sin intereses por dos meses. Otro punto potente es ampliar el 14 ter. En ese 14 ter se da la facilidad a las empresas de entrar en un sistema de contabilidad muy simplificado, donde lo único que hay que hacer es la cuenta diaria donde están los ingresos menos los gastos. Por ejemplo, si una empresa aún no me paga una factura, yo no tengo que ponerla como ingreso, sino solo al momento en que la plata me llega. Esto también te da más liquidez. Queremos facilitarle la vida a los pequeños empresarios.

 

-La gente está preocupada por las cuentas de la luz, si van a subir o no...

-Qquiero dar completa certeza que la cuenta de la luz por esta reforma no se va a ver afectada. Quiero ser muy categórico. En el corto plazo, hasta el 2019, no habrá ningún impacto de esta ley en las cuenta de la luz de las casas o de los negocios. ¿Por qué? En Chile tenemos un sistema donde los que son clientes regulares, que son todas la casas y casi todas las empresas, tienen contratos de alrededor de 10 años de los cuales un 20% se va renovando cada dos años. El próximo contrato que se renueve y que va a ser afectado con la reforma se aplicará el 2019. Pero, además, nuestras estimaciones, dado el mercado, es que el impacto global sobre los costos de producción de los impuestos que estamos poniendo, es de sólo 2,5%. Los precios de la luz son altos, pero no por los impuestos, sino porque ha faltado una política más fuerte en energía.

 

-Hay algo que aún no entiendo y es cómo la reforma ayudará a disminuir la desigualda en el país...

-Estamos cimentando las bases para derrotar la fuerte desigualdad. Lo primero que hacemos es recaudar recursos con la reforma tributaria para invertir en educación. Eso va a ayudar a la equidad en el futuro. Esta reforma, a diferencia de las que se han realizado en los últimos treinta años, se centra en aumentar la carga tributaria en las rentas del capital. ¿Por qué lo hacemos en esto? Porque las rentas del capital están muy concentradas en los que tenemos más dinero. Eso ayuda a mejorar la distribución del ingreso.

 

-Falta mucho todavía, pero ¿cree que el próximo Gobierno va a seguir con este trabajo?
-Uno de los mayores triunfos que hemos tenido a nivel país en este debate es darnos cuenta que debemos lograr un desarrollo más inclusivo. Hemos dicho que esta reforma es para los próximos 10 a 20 años, y creemos que con el acuerdo alcanzado, perdurará.

 

Crecimiento

-A lo largo del año, las estimaciones de crecimiento para el país han ido bajando. ¿Cómo enfrentan este escenario?
-Estamos haciendo una serie de medidas para fortalecer el crecimiento. Una de ellas es la agenda energética. Toda Latinoamérica durante los últimos dos meses ha tenido proyecciones a la baja para este año y el próximo. Chile no es la excepción. A corto plazo, la herramienta más eficiente es resolver el problema que tenemos en energía. Las pymes saben que la cuenta de la electricidad es muy alta y de una vez por todas debemos hacernos cargo de las deficiencias que tenemos en esa área. Vamos a hacer un esfuerzo para evitar que estas sigan creciendo. Segundo, está la agenda de productividad, donde habrá una serie de centros para las pymes, uno por región, donde se les va a dar un apoyo importante en temas de gestión tecnológica. En temas tributarios se realizarán capacitaciones para que la gente entienda los beneficios. Nos hemos dado cuenta que existe un alto grado de desconocimiento de los beneficios que tienen los contribuyentes. Además, el SII creará una subdirección que apoyará a los contribuyentes y hará procesos de difusión en temas tributarios.

 

-Las cifras de crecimiento de Perú en el último año fueron muy positivas y aunque ha disminuido su tasa de crecimiento, sigue un buen rumbo. Brasil y Argentina no están en situaciones muy favorables. Con ese panorama, ¿cómo se sitúa el liderazgo de Chile en la zona?
Somos el país con el ingreso per cápita más alto de Latinoamérica. Pero hoy estamos cojeando en materia de equidad. Por eso estas reformas van a ayudar a mejorar la equidad en nuestro país. De todas formas, en términos de crecimiento, hoy Chile está con niveles por sobre el promedio de Sudamérica y hay que tener claro de dónde viene esto. Chile es una economía extremadamente abierta al mundo, donde los vaivenes de la demanda de commodities nos afecta. Estimamos que de ahora en adelante la economía se va a empezar a reactivar. Estamos en la parte baja del ciclo, pero ahora iremos de menos a más. Esperamos un cuatro trimestre con un crecimiento de alrededor del 4%.

 

 

Beatriz Stange

OTRAS GALERÍAS